Según confirma Microsoft a fecha 16/12/2008, todas las versiones de Internet Explorer (viejas y nuevas) tienen un agujero de seguridad grave que hacen al usuario vulnerable ante posibles ataques informáticos. El fallo de seguridad permitiría a los delincuentes hacerse con el control de los equipos y robar contraseñas.

Explicado de una forma más llana, si navegamos con el Explorer y tenemos la mala suerte de ir a parar a una página web que aprovecha esta vulnerabilidad del navegador, es posible que el propietario de la web obtenga acceso a nuestro ordenador y pueda robarnos información privada. Aunque el efecto causado pueda parecer como si de un virus se tratara, tecnicamente no lo és, pero los efectos son igual de desastrosos.

Microsoft dice que está investigando el problema y prepara un parche de emergencia para corregir el fallo de seguridad de su explorador.

De momento, y hasta que no se lance el parche de seguridad, Microsoft recomienda a sus usuarios que naveguen en modo protegido, aunque por supuesto esa no es la mejor opción. La solución no es otra que usar un navegador mucho más fiable y estable como puede ser: Firefox, Chrome, Opera o Safari

La solución definitiva podría llegar mediante un Service pack o a través de la actualización mensual, de mientras yo recomiendo encarecidamente que no se use Internet Explorer para nada y que se opte por usar cualquier otro navegador de los antes mencionados, que aparte de ser más seguros también son mucho más rápidos para navegar.

Actualización (18/12/2008): Por lo visto Microsoft se ha apresurado a sacar el parche para este agujero, y hoy día 18 de Diciembre ya está disponible una actualización que lo soluciona (KB960714). Así que toca actualizar desde Windows Update.

Vía | elpais.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies