La agencia interactiva de marketing AKQA, ha querido felicitar la navidad este año de una forma muy original a través de un vídeo.

La idea era coger un montón de hornos microondas (en concreto 49), y programarlos para que cada uno calentase durante un tiempo determinado y sonara la famosa campanilla de cuando acaba el microondas. Con todas las campanillas sonando una tras otra y de forma más o menos acertada, consiguieron reproducir la canción de «dulce navidad».

Según ellos mismos me cuentan, les costó casi una semana de preparación y un día completo de rodaje para conseguir el resultado que podéis ver a continuación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies