Todavía recuerdo la primera vez que me llevé unos auriculares a las orejas y puede disfrutar de la sensación de sentir la música dentro de mis propios oídos como si estuviera allí mismo, es de aquellas sensaciones que nunca se olvidan en la vida. Quizás tendría unos 10 o 11 años, y por aquel entonces no era muy normal disponer de un reproductor de música y sus respectivos auriculares, y es que uno ya tiene una edad, y en aquella época sólo existían los míticos walkmans de cassette.

Desde ese día, que descubrí la sensación de la música dentro de mi oreja, nunca he dejado de disfrutarla cada vez que me pongo unos auriculares, pero ahora, puedo hablar con mucha más propiedad y conocimiento sobre el tema después de haber probado decenas de auriculares a lo largo de mi vida. Es por ello que hoy os quiero hablar de mi última adquisición, los auriculares Sudio modelo Vasa Bla.

Siempre he sido bastante meticuloso con el sonido que ofrecen los auriculares y tengo claro que si quiero un sonido nítido, bueno y que suene tal y como su creador lo compuso, hay que comprarse unos auriculares de calidad.

Después de unas semanas de uso de mis nuevos Sudio Vasa Bla puedo decir con toda seguridad, que estos auriculares son unos de los mejores auriculares de botón que he probado. Desde el momento que los abrí me di cuenta que se trataba de unos auriculares “premium”. Su diseño minimalista, su presentación, su cuidado en cada detalle de su contenido y sus materiales de alta calidad ya me daban una excelente opinión de lo que tenía delante, pero en el momento que los puse en mis oídos y empecé a disfrutarlos, me di cuenta que no solo su diseño era bonito y elegante, si no que su calidad de sonido era excelente.

Sudio fabrica diferentes tipos de auriculares que oscilan desde los 39 € hasta los 90 €, pero los Vasa Bla son la gama “top”, y eso se nota en cada uno de sus detalles. Son unos audífonos totalmente inalámbricos, olvídate de los cables largos y finos que se acaban enrollando en todos los sitios, y que tarde o temprano acaban por hacer que el sonido empiece a oírse con ruidos y tienes que estar moviendo la clavija para oírlos correctamente. Los Vasa Bla se conectan por Bluetooth a tu dispositivo móvil, ya sea Andorid o iOS, y tras una rápida sincronización puedes empezar a disfrutar de un sonido nítido y perfecto. Su diseño permite que el pequeño cable que une los 2 auriculares puedas colocarlo por detrás de tu cuello para que no te moleste en absoluto. Además, al ser inalámbricos, llevan una pequeñísima batería integrada en el cable que se carga en poco más de 1 hora y te permite disfrutar de horas y horas de música sin descanso. Además, y gracias un pequeño dispositivo que lleva incorporado en el cable que los une, puedes manejar el volumen, el avance y retroceso de las canciones, así como también usarlo como manos libres y contestar o colgar llamadas. Realmente los Vasa Bla son un todo terreno en este aspecto, y si además le añadimos que el sonido es realmente bueno, tenemos unos de los mejores auriculares del mercado.

Personalmente, suelo salir a correr, y la libertad que se siente al usar unos auriculares inalámbricos es realmente impresionante. Puedo correr sin tener que sufrir por el cable que se enrolle en mis brazos o muñecas, y además disfruto de un sonido increíble mientras hago deporte… ¿qué más se puede pedir?

Si eres de los que como yo exiges muchos a tus auriculares para escuchar música, no dudes en que los auriculares Sudio Vasa Bla son una de las mejores opciones que puedes escoger a día de hoy. Seguro que no te arrepentirás.

Y para aquellos que os animéis a hacer alguna compra en su web, os regalamos desde aquí un exclusivo código de descuento del 15% en las compras que hagas en la web de Sudio. Sólo debes introducir la palabra “luigix” (sin comillas) cuándo hagas una compra y te pida si dispones de un código descuento. ¡Qué disfrutéis de este increíble regalo!

Algunos lectores del blog, que me conocen de hace años, seguro conocen bien mi faceta de DJ aficionado, una de mis grandes pasiones por el mundo de la música, las mezclas y todo lo que sea cuadrar canciones y jugar con distintos tipos de música para hacer bailar a la gente.

Así qué como conocedor del tema, hoy quiero tratar la importancia que tiene un buen sonido, ya sea en nuestras orejas con unos auriculares o bien en casa con unos altavoces potentes, bien amplificados y con una calidad de sonido digna de los mejores puristas que comparten el arte de apreciar y vibrar con la música.

Por norma general, mucha gente cuándo acude a comprar unos auriculares o altavoces, no suele preocuparse demasiado en la calidad de los mismos, así que su experiencia de sonido finalmente acaba siendo mala, provocando el hecho de una elección equivocada. Hay que tener en cuenta que no siempre mayor calidad es igual a mayor precio, existen sitios donde puedes comprar bocinas, audífonos, amplificadores y productos de electrónica al mejor precio, y con ello llevarte a casa un producto de una calidad muy buena, en los cuáles tus oídos te lo agradecerán con el tiempo.

Sí eres amante de la música y vives con ella a diario, más vale invertir un poco de tiempo antes de adentrarte en la compra de unos auriculares o altavoces para tus oídos. Tómate tu tiempo y analiza las diferentes opciones que el mercado te da, porqué unos buenos audífonos no sólo sirven para escuchar mejor la música que te gusta, sino que también hay en juego la salud de tu tímpano. Compara marcas, modelos y tipos y verás que existe uno que realmente se ajusta a las diferentes necesidades, según sea la tuya. No compres el primero que veas, pregunta o investiga cuál es el modelo que más se ajusta a tu estilo de vida, tipo de música que sueles escuchar y el lugar dónde los vayas a usar. El tiempo invertido en buscar el mejor producto para ti será una inversión a largo plazo.

¡Y recuerda… la vida sin música no sería nada!

estudio_musicaComponer música, y en general canciones, es muy difícil para algunas personas. Incluso músicos, y no hablo de gente que simplemente cogió un instrumento y halló la manera de aprender a tocarlo, sino músicos profesionales y estudiantes. La composición es algo muy aparte del solo saber tocar, leer partituras y saber solfear. La composición va más allá del talento para la ejecución de las notas correctas. Es completamente distinto ejecutar una canción, aprenderla de arriba abajo, manejarla de manera que puedas improvisar un poco entre sus notas, pero componer va más allá de eso. Para componer se necesita una motivación, una colección de emociones, enfoque y creatividad.

La teoría musical ayuda en gran manera a una persona que desea componer una canción. Le da un repertorio del cual puede extraer herramientas y técnicas. Si eres un músico apasionado, jamás niegues una instrucción musical profesional, eso nunca está de sobra. Aun así hay muchos músicos estudiados a quienes la composición se vuelve un tema difícil de afrontar. Los músicos que prefieren ser ejecutores de canciones de alguien más que componer sus propias canciones. Es un problema que haya músicos que no logran encontrarse a sí mismos de forma que puedan expresar lo que llevan dentro en sus propias melodías.

Componer es una actividad tan especial y específica dentro de la música, que muchas instituciones llevan programas específicos para potenciar la capacidad de composición musical. Escuelas como Soundhaus Institute, tienen un enfoque en el cual reconocen el valor de la creatividad, la importancia de la libertad musical y te alientan a encontrar tu propio camino para expresarte en la música. El expresar una emoción, no se aprende de una manera teórica, simplemente se da en un ambiente en particular. Y en algunas instituciones como la mencionada, entienden este concepto y lo incluyen en su programa.

La composición es la parte de la música en donde dejas de transmitir emociones ajenas y comienzas a transmitir las tuyas. Donde empiezas a formar tu mensaje y ordenas tus ideas para transportarla a una melodía. Esto es lo complicado para muchas personas, comunicarse por medio de la música.

guitarrista_2Pero para otras, se les da muy natural. Algunas solo tienen que tomar su guitarra y comenzar a rasguear acordes al azar hasta que una melodía fluya como si tuviera vida propia. Así han nacido muchas canciones famosas. Podemos mencionar auténticos prodigios que en cuestión de minutos tenían una canción prácticamente hecha. Y esto es uno de los aspectos por los que The Beatles eran tan exitosos. Su capacidad para componer era gigantesca, ellos podían escribir una canción de gran calidad y melodía, sentados en un sofá. Podían tomar temas de su niñez que guardaban una memoria nostálgica y convertirla en una canción, como es el caso de Strawberry Fields Forever donde John Lennon habla de un jardín con ese nombre en el que jugaba de niño.

Noel Gallagher de la banda Oasis compuso “Live Forever” en un almacén de su trabajo antes de hacerse famoso, canción que fue incluida en el Album  (What’s the Story) Morning Glory?, el cual ganó el premio del mejor álbum de los últimos 30 años en su momento. No se necesita estar en el monte Everest para tener la mejor inspiración y poder componer una canción, ni tocar la Luna para poder tener algo que decir. Lo que realmente se necesita es un momento, un instante de tu vida que guarde una emoción que te permita transformarla en algo con melodía.

Si te vas a aspectos más sistemáticos y te preguntas ¿cómo debería componer una canción?, ¿debería hacer la música primero? La verdad es que eso es cuestión de gustos. Existen algunos músicos quienes prefieren comenzar con la melodía de la voz, otros con la de los instrumentos, incluso hay quien prefiere explorar su guitarra o piano mientras va improvisando una melodía tarareada hasta escuchar algo que le guste. La cuestión en componer música no es como hacerlo, sino, hacerlo. Si quieres componer, no busques secretos mágicos. Si eres músico, aplica lo que sabes, explora las técnicas que conoces, intenta y falla hasta que tengas lo que buscabas. Básicamente eso es componer música, una auto exploración para encontrar el mensaje que deseas transmitir y el sonido que debe tener.

AX3. Altavoces ocultados en las paredesUna de las cosas que más odio de montar algún “chisme” electrónico con sonido es el engorro de buscarle un sitio adecuado (acústicamente hablando) a los altavoces ! Por no hablar de los cortos que acostumbran a ser los cables de los altavoces y que siempre tienes que acabar comprando cable y hacer un montaje a lo “bricomanía” para poder tener una habitación decente dónde convivir con los cables sin tropezarte con ellos.

Pues bien, para todo esto se han inventado los altavoces de pared AX3 de Stealth Acoustics ! Unos altavoces en forma de panel que se instalan en la propia estructura del muro de una casa, y que una vez correctamente ocultados (masilla + capa de pintura) se hacen invisibles al ojo humano.

Tienen una poténcia de 150 vatios RMS y en la página web oficial del producto puedes adquirir un par de paneles por unos 1500 dólares (1.015 €).

Sin duda, algo que no entiendo como no se había inventado antes.

Enlace | AX3 de Stealth Acoustics
Visto en | ALT1040

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies