Hace escasos días saltaba a la prensa la noticia de un árbitro bieloruso que salió a arbitrar un partido de liga totalmente borracho como una cuba.

El hombre, que casi no se aguantaba en pié, se entestó en disimular su borrachera con un supuesto dolor de espalda alegando que eso es lo que le hacía ir curvado y tambaleándose, pero después de verle en el vídeo y pasado el pertinente control de alcoholemia, efectivamente se demostró lo que todos ya sabían.

Os dejo con el vídeo del árbitro borracho en el momento en que le obligan a salir del campo y el sigue con su supuesto dolor de espalda. No tiene desperdicio, sobretodo al final cuando la gente le aplaude y el tío saluda. Ver para creer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies